COMO CALCULAR  EL PRESUPUESTO DE LA BODA. PARTE II

Uno de los temas principales que preocupan a todas las parejas que se casan es cómo calcular el presupuesto de la boda. Este tema es muy muy importante y hay que tenerlo en cuenta desde el minuto uno.

Como ya este tema lo empezamos a comentar hace unas semanas,empezamos por donde lo dejamos. Si te has perdido el anterior, haz click aquí y leetelo antes de empezar este!

 

  1. Organizar los pagos

Una vez estimado el coste de cada servicio, ya tendréis una idea de lo que os vais a gastar, pero…, ¿cuándo y cómo hay que pagarlo? Para organizar los pagos podéis elaborar un planning de acuerdo con las condiciones de pago de cada uno de los servicios que vais a contratar. En general habrá que abonar una señal para reservar a los proveedores,y algunas cosas habrá que pagarlas por adelantado, otras el mismo día de la boda y otras después. Aunque la gran mayoría se pagaran a plazos.

 

  1. Imprevistos

Recomendamos tener siempre en cuenta los imprevistos, porque ocurren. Intentad que siempre quede un pequeño fondo reservado para estas situaciones. Además la partida de imprevistos debe ser amplia porque ahí podréis incluir gastos extra como cuidadores o animadores de niños, alojamiento de invitados, transporte, ayuda de un wedding planner para coordinar el gran día, etc.

 

  1. Precios con IVA

Es importante que os aseguréis que todos los precios que os ofrezcan, tanto de menús, fotógrafos, etc., tengan el IVA incluido, o en su defecto especificado el porcentaje del mismo para que podáis calcularlo vosotros mismos.

 

  1. Esperad para gastar

No compreis nada hasta no tener un partida de gastos o presupuesto medianamente claro.

Por otro lado, hay que actualizar una serie de cosas a medida que se acerca el día. Por ejemplo, habrá que actualizar tanto la lista de invitados, como el presupuesto y el plan de pagos, tratando de que todo quede cerrado con la mayor antelación posible.

Más consejos: fraccionar los pagos, evitad pagar por adelantado el precio completo de cada servicio, no realizar pagos el mismo día de la boda ( si no hay otra opción, encargádselos a alguien de confianza) y el más importante de todos es no endeudaros, o hacerlo lo menos posible.

Sed realistas, calculad el dinero que tenéis en ese momento y el que suponéis que tendréis hasta la fecha de la celebración. El presupuesto de vuestra boda es el dinero que podéis gastaros en ella, ni más ni menos.

 

  1. Contar con un wedding planner

Además, contar con el servicio profesional de un wedding planner os ayudará a no saliros de vuestro presupuesto marcado, ya que os recomendará con absoluta objetividad los proveedores que mejor se ajusten a vuestros gustos, necesidades y presupuesto. Os dará una visión más objetiva sobre lo que es más adecuado para vuestra boda y os ayudará a tomar la mejor decisión, sopesando los pros y los contras. Además, tendréis acceso a los posibles descuentos que los proveedores les ofrecen para sus clientes por su mediación.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.