¿Qué es la Coordinación de una boda?

La coordinación de una boda es un servicio que tiene lugar fundamentalmente el “día B” (marcado así por ser el DIA  más esperado), en el que los esfuerzos realizados buscando y preparándolo todo tienen su bien merecido fruto.

Es verdad que todo este trabajo referente a la coordinación de una boda empieza con un año o más de previsión donde se inicia el proceso de búsqueda  y diseño de todo tal como es la decoración, papelería, tipos de menú, y un largo etcétera que abarcan hasta los detalles más pequeños, pero es un par de semanas antes del día B cuando el papel de la wedding planner toma mayor relevancia.

Esto se debe a que ahora es cuando la wedding planner tiene que tomar el control máximo de la situación haciéndose cargo de verificar y controlar que todos los proveedores y servicios contratados tengan claro que hacer, como y cuando hacerlo, esto evitara las tensiones que puedan surgir en los novios con lo referente a los preparativos, y  asi el/la wedding tendrá el control de todos los detalles.

¿Qué tareas realiza un/una wedding planner durante la coordinación de una boda?

 Pues como ya hemos dicho el trabajo de coordinación empieza un par de semanas antes cuando se realiza un cronograma con todos los proveedores y servicios contratados que intervienen, donde aparecen los números de contacto y las especificación de las tareas y timming que los mismos van a realizar, también una semana antes es cuando se confirma el número de comensales y en esta lista debe reflejarse los niños, alérgicos, embarazadas, celiacos y demás.

Después de esto el/la wedding junto con la novia revisan que no falte ningún detalle y se preparan para el DÍA.

coordinación de una boda
coordinación de una boda

Una vez llega el GRAN DÍA, los wedding planner llegan los primeros a al lugar de ceremonia y/o celebración para ver que todo el proceso de decoración y llegada de algunos proveedores se está realizando a tiempo,  y que los miles de detalles en ese día no faltan. Hay detalles que se supervisan manteniendo conexión telefonica con algunos proveedores, cómo el coche de la novia, peluqueria y maquillaje, etc.

Después de ver que la ceremonia ha salido tal y como se planeó, el/la wedding planner llega al lugar de la celebración y empieza la recepción de  los invitados, repasando la lista de las mesas, el menú, reportajes fotográficos y controlando el tiempo, para que todo vaya encadenado.

Queda todavía mucho por hacer ya que hay que coordinar el banquete, preparar los detalles de los invitados,sorpresas, decoración de barra libre o rincon de dulces, y todas estas tareas y otras (dependiendo del tipo de boda y el gusto de los novios) es un trabajo que asume el/la wedding planner. Su papel suele terminar cuando se da el baile nupcial y empieza la barra libre, y se da paso a la tan esperada fiesta.

Si quieres saber porqué creemos que debes contratar un wedding planner u organizador de boda, pincha aquí.

 

El hecho de que una boda sea estupenda no es casual, es el resultado de una buena planificación y coordinación llevada a cabo por profesionales, para que los novios puedan disfrutar de ese día plenamente y sin estrés.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.