En el post de hoy vamos a hablar de la música de tu boda. Para nosotros este es un tema inspirador. Nos encanta la música, somos unos verdaderos apasionados. Ni que decir tiene que en un día tan especial, la música no puede faltar. Música que sea importante para vosotros, que hable de vuestra historia.

Hay varios momentos clave donde la música deberá hacer acto de presencia, y son

1.Entrada a la ceremonia

Foto de Sweet Love-captadores de emociones

Aquí empieza realmente, el gran día. El esperado “sí, quiero” ya llegó y por eso hay que musicalizar cada instante. Desde cuando el novio entra acompañado de la madrina hasta cuando tú, la novia, aparece de la mano del padrino.

En el caso de las ceremonias civiles éstas permiten una mayor personalización y puede resaltarse musicalmente hablando cualquier momento. Paras las lecturas, queda genial la música instrumental. Para cuando el acto ha terminado, a la salida de los novios, lo más habitual es algo rompedor, con fuerza y que trasmita mucha alegría.

Hay películas que seguro son importantes en vuestra historia ¿verdad? Pues estas no pueden faltar, está claro.

2.Cóctel

En estos momentos realmente la música lo que hace es llenar ese vacío que hay en ese momento donde no todos los invitados se conocen, y esperan la llegada de los novios. Podéis optar por música en directo o bien utilizar un hilo musical para que familiares y amigos se relacionen y den comienzo al banquete.

3.Entrada al banquete

Muchas parejas creen que este momento es uno de los más especiales y que debe servir para animar a los invitados a la vez de hacerles cómplices de su alegría, amor y agradecimiento por acompañarles. Hay parejas que preparan una coreografía, se lo pasan pipa y sus invitados también. Si por el contrario, bailar mucho no es lo vuestro podéis elegir una canción con la que animar el ambiente y que sirva para que vuestros invitados os den la bienvenida.

 4. ¡Fiesta! ¡Fiesta!

Foto de sweet Love-Captadores de emociones

Foto de Sweet Love-captadores de emociones

Este es sin duda el momento más divertido y esperado de la boda. Musicalmente hablando hay que saber complacer a todos sin perder de vista el gusto de los novios, lo cual es posible con una buena planificación.

Se puede recurrir a grandes clásicos de todas las épocas y estilos. Lo ideal es música bailable que la mayoría del público la conozca, tanto de actualidad como clásicos.

Cuando la fecha de la boda se va acercando, hay que sentarse a preparar la playlist que sonará durante el evento. Es muy necesario sentarse en pareja para analizar cada momento y resaltarlos con canciones que os gusten, con las que os sintáis cómodos y con las que transmitir emociones. También es fundamental, NO olvidaros de hacer una lista de canciones que no quereis que suenen de ninguna de las maneras el dia de vuestra boda. Todos tenemos canciones que no nos gustan nada, y esas no nos apetece oirlas e nuestra boda, ¿verdad?

Si queréis saber cómo sería si nos casáramos nosotros, leed este post.

 

Write a comment:

*

Your email address will not be published.